Archive for marzo, 2010

paris 68

Leave a comment »

Mexico 68

El movimiento estudiantil de 1968 fue un movimiento democratico en el que además de estudiantes de la UNAM y del IPN, participaron profesores, intelectuales, amas de casa, obreros y profesionistas en la Ciudad de México y que fue reprimido el 2 de octubre de 1968 por el gobierno mexicano en la matanza en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco. El crimen fue cometido por el grupo paramilitar denominado Batallón Olimpia y el Ejército Mexicano, en contra de una manifestación pacífica convocada por Consejo Nacional de Huelga, órgano directriz del movimiento. Según lo dicho por sí mismo en 1969 y por Luis Echeverría Álvarez, el responsable de la matanza fue Gustavo Díaz Ordaz.

Debido a la acción gubernamental al pretender ocultar información, no se ha logrado esclarecer exactamente la cantidad oficial de asesinados, heridos, desaparecidos y encarcelados. La fuente oficial reportó en su momento 20 muertos, pero las investigaciones actuales deducen que los muertos podrían llegar a varias centenas y responsabilizan directamente al Estado Mexicano.

Politólogos e historiadores coinciden en señalar que este movimiento y su terrible desenlace incitaron a una permanente y más activa actitud crítica y opositora de la sociedad civil, principalmente en las universidades públicas, así como a alimentar el desarrollo de guerrillas urbanas y rurales y dio cabida al periodo conocido como la Guerra Sucia. La Fiscalía Especial para los Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP), incluye el movimiento del 68 en su informe de Febrero 2006 con respecto a dicho periodo.

Autores como Fernand Braudel, Immanuel Wallerstein y Carlos Antonio Aguirre Rojas coinciden en señalar al movimiento de México inserto en un contexto planetario de luchas sociales surgidas y recreadas de las universidades luego de vivirse un periodo de bonanza económica por la Posguerra, siendo Braudel el primero en denominar al movimiento Revolución cultural de 1968, caracterizado por revolucionar para siempre los tres principales espacios de recreación de la cultura: la familia, los medios de comunicación y la escuela

Leave a comment »

Rebelion mundial

No empezó en París pero allí tuvo su centro y su principal derrota. La rebelión juvenil mundial de 1968 dejó una marca en la cultura. Fue una revolución contra el autoritarismo y las costumbres, con objetivos distintos y con diversos resultados: en países como Polonia, por ejemplo, significó el comienzo de movimientos que produjeron luego la caída de los soviets. En su conjunto, situó de nuevo al hombre frente a los desafíos que enfrenta su libertad. Sobre este fenómeno escriben aquí el ex líder estudiantil Daniel Cohn-Bendit, el filósofo Slavoj Zizek y los escritores Paul Auster, Juan Villoro, Horacio Tarcus y Nicolás Casullo, entre otros.

El 68 fue en diversos lugares del mundo un año de “efervescencia revolucionaria”. La expresión es de Claude Lefort y me parece que define mucho mejor la realidad de los hechos que la palabra revolución. Ni en Berkeley ni en Tokio ni en Roma ni en Berlín ni en París ni en Varsovia ni en México, por citar los principales escenarios de aquella movida, estuvo en juego el poder político ni su ocupación entraba realmente en las expectativas de quienes llenaban las calles con sus protestas. La única excepción fue Praga, pero no se trataba de un proyecto revolucionario sino de un proceso de cambio desde el poder. Y fue la contrarrevolución –la ocupación del país por los tanques del Pacto de Varsovia, dirigida desde el Kremlin– la que echó a los que pretendían que el socialismo evolucionara hacia formas democráticas, en sintonía con los ciudadanos.

A lo sumo podría hablarse de revolución cultural, como hizo Fernand Braudel, en la medida en que los tres ámbitos principales de la cultura –la familia, los media y la enseñanza– sufrieron una sacudida que les cambiaría profundamente. La gran movida fue breve y en la mayoría de los lugares se impuso el retorno al orden, la reacción restauradora. De forma brutal en Polonia y en Checoslovaquia, de forma democrática en Occidente: basta recordar que en junio el general De Gaulle arrasó en las urnas y, en noviembre, Nixon gana las elecciones en Estados Unidos. La revuelta por tanto se saldó con un fracaso. Pero se había puesto en marcha un proceso, lento pero imparable, de cambio de costumbres y modos de vida, cuyos efectos políticos y legales se fueron concretando lentamente.

Hoy todavía se está dando cuerpo jurídico (en España en la pasada legislatura, por ejemplo) a derechos y libertades que tienen su origen en aquel impulso. El año 1968 fue el inicio de la transición liberal que culminaría en el año 1989 con la caída de los regímenes de tipo soviético. Después vino la revolución conservadora que ha hecho de la supuesta herencia de mayo el enemigo a batir. Con la cristalización de una nueva hegemonía autoritaria se cierra, a los cuarenta años de su inicio, el paradigma que entonces se abrió.


Comments (1) »

no confundir Hippie con Neohippie

En algún momento algunos habrán pensado la idea de volver a los 60’s, a la vida llena de paz, de amor, de hermandad, de libertad y contra la violencia y la guerra. Actualmente en estas épocas bélicas en diferentes partes del mundo donde ya la calma no existe, muchos han optado por hacer resurgir cosas de los 60’s, como la filosofía, la música, el arte, y adaptándolo a lo que es el mundo hoy en día.

Los NeoHippies SÍ existen, todo fue comenzando en la década de los 90’s con el surgimiento del grunge, uniéndose la movida rave y aunque se apagó, ha resurgido notables veces en el mundo underground del arte y también en el movimiento Indie.

Características:

– Siempre en contra de la guerra y de la violencia de todo tipo, siempre en pro de la paz
– Libertad más no libertinaje
– NO a las drogas (o buscar la manera de decirles No)
– Sexo seguro
– A pesar de no tener ningún nexo con la política, están en la constante búsqueda de la libertad y de la individualidad de todas las personas
– La búsqueda constante de la igualdad, el respeto y la tolerancia en la sociedad y en la humanidad
– La lucha por la protección del medio ambiente, y ahora más por el problema del recalentamiento global

El neohippie Es como ser hippie (es decir, informal, aventurero, buscador, medio rockero, estéticamente libre) pero en vez de sentir que todo eso es algo que requiere enfrentarse al sistema entender que es algo que puede hacerse perfectamente dentro del sistema y algo que constituye un aporte al mismo. La búsqueda de la plenitud individual propia (el hippie es individualista aunque se integre en comunidades o formas de relación de mucha cercanía) no requiere ser enemigo del sistema, por el contrario, se produce sirviéndose de él.

El neo hippie es un hippie más profundo y desarrollado, que superó la oposición sencillista entre su aventura y el sistema, y sabe que el mal forma parte del mundo e incluso de su creación personal.

Leave a comment »

Hippies no Religiosos

Las religiones que los hippies tomaban eran el budismo e hinduismo:

El Budismo es una religion no-teísta perteneciente a la familia dhármica de religiones. Adicionalmente también es una filosofia, un método de entrenamiento y práctica espiritual y un sistema psicologico.

El hinduismo es una tradición religiosa de la India. En sáncrito se conoce como sanātana dharma(‘religión eterna’) o vaidika dharma (‘deber védico’).

Leave a comment »

Psicodelia::::

La palabra psicodélico fue inventada por el psicólogo británico Humphry Osmond y significa “que manifiesta el alma”.

Ajustándose a esa definición, todos los esfuerzos por proyectar el mundo interior de la psique pueden ser considerados, en un sentido amplio, “psicodélicos”. Sin embargo, cuando se habla de psicodelia suele aludirse a una modalidad artística muy concreta: el arte psicodélico, sobre todo pictórico y musical, que se desarrolló a partir de los años cincuenta del siglo pasado. Este tipo de arte se caracteriza por evocar las vivencias propias de la experiencia psicodélica: sinestesia, alteración de la percepción del tiempo y del sentido de la identidad, empatía, etc.

La psicodelia alcanza su apogeo en la segunda mitad de los años sesenta y primera de los setenta. Es uno de los componentes más notorios de la Contracultura, pues ofrece una vía de escape de los limites impuestos a la conciencia y a la vida diaria por el sistema dominante. A partir de entonces, pierde notoriedad y va siendo desplazada por otras corrientes culturales, aunque su influencia persiste en múltiples manifestaciones contemporáneas, siendo especialmente obvia en la publicidad, el videoclip, el cine y la música psicodélica de vocación underground.

Algunos científicos y humanistas, convencidos de las posibilidades benéficas de las drogas psicodélicas para los humanos, han investigado y promocionado su uso responsable: entre ellos se cuentan Albert Hofmann, Aldous Huxley, Alan Watts, Humphry Osmond, Michael Hollingshead y más mediáticamente Timothy Leary. El uso medicinal de estos fármacos constituye la psicoterapia psicodélica.

Desde los años ochenta se han producido diversos brotes neopsicodélicos. Uno de ellos es el psychedelic trance, movimiento que retoma algunos principios de la psicodelia de los sesenta, promoviendo la empatía con el planeta y el uso de la música como herramienta de meditación. Otra manifestación reciente es el psybient, un encuentro entre la música electrónica, las estructuras complejas del rock progresivo y la estética psicodélica.

Leave a comment »

homogenea Mezcla: Hippies

El movimiento hippie es el resultado de la mezcla de diferentes filosofías e ideologías que se popularizaron a lo largo del siglo veinte

Del marxismo se toma la crítica sociopolítica y la tendencia comunista-anarquista

Del existencialismo la búsqueda de la libertad, la necesidad de la individualidad

Del Psicoanálisis la critica contra las represiones, y por ende, la liberación sexual

De las corrientes esotéricas de principios del siglo veinte el eclecticismo de las ideas y la superficializacion del contacto con la divinidad

De las religiones y filosóficas orientales la posibilidad de la búsqueda individual de la iluminación

Todas estas ideas se mezclaron en el caldo de cultivo generado por la represión de los cincuentas…

Una de las cuestiones mas irónicas del movimiento hippie es el hecho de que, en el fondo, el objetivo primario era la búsqueda del contacto con la divinidad… yo lo entiendo como que los hippies tuvieron su infancia en los cincuentas, muchos fueron hijos de militares que vivieron la segunda guerra mundial. Y fueron educados sin religión, bajo un ateismo cuasiexistencialista y pragmático. Así que cuando llegaron a la adolescencia, hicieron lo que todos los adolescentes hacen, ir en contra de sus padres. Y comenzaron a buscar a Dios en las religiones, en la música, en la meditación, en las drogas, en el sexo…. Una base fundamentalmente importante del movimiento hippie es su creencia milenarista… la llegada de la era de Acuario, que implicaría un cambio radical en la manera de vivir, marcada por un cambio en los aspectos astrológicos, en la constelación que rige cierta posición del cielo durante dos mil años… según esta creencia, la era anterior fue la de piscis, marcada por el dominio cristiano, y la actual seria la de acuario. Se supone que el cambio astrológico conlleva un cambio de consciencia de la humanidad, un cambio en la manera de pensar de todos. Un cambio que en muchas interpretaciones seria radical y milagroso. Un cambio que hasta la fecha no ha llegado.

Leave a comment »